anécdota VIII – ¡Y tanto que Maria Agustina no rode aixina! ¡collons!

Noviembre de 2004, se cambia contra natura el sentido de giro de la plaza. Enero de 2005, el entonces alcalde de la ciudad José Luis Gimeno dimite de su cargo tras casi 14 años al frente de los designios de la ciudad ¿Casualidad? No, justicia. Ciertas cosas tienen repercusiones. Me rio yo del cambio climático, de la capa de ozono y del efecto invernadero. Lo de Maria Agustina, eso sí es grave, cambiando el ritmo vital de toda una comunidad, como si forzásemos al corazón de una persona a que bombease la sangre en sentido inverso. Eso no es bueno.

Y la gente lo nota. Semblantes serios, caras largas, cierta energía de esa que carga las pulseras magnéticas de los teletiendas que no fluye como debería. Es un algo que no se percibía pero que ahora se echa en falta. Como ir a la Magdalena sin cinta en la caña.

Quieren alienarnos. Ellos. Aquí somos demasiado felices, vivimos demasiado bien, y ellos no quieren eso. “La millor terreta del mon”, que decía Troncho antes de morir un Lunes de Magdalena. Como aquí en ningún sitio, como bien saben los que vienen de los Cárpatos y aquí se quedan para los restos como orelluts de toda la vida, de soca. Y nos lo quieren quitar. Pusieron un Zara. Dijimos adios al Goya, al Rialto, al Azul, al Rex, para dar la bienvenida a los multicines en las afueras. Cambiaron el sentido a la “”””rotonda”””” de Maria Agustina. Hasta nos montaron un Corte Inglés ¡¡¡un Corte Inglés!!! Quieren que seamos como todos los demas, y aunque nos resistimos como buenos cabuts, poco a poco lo consiguen. Cada vez se ve menos gente con blusa en las Fiestas. Es una
señal preocupante.

¿Vamos a dejarles que sigan? ¿qué será lo próximo? ¿¿quedarnos sin Papas García?? ¿qué somos? ¿Caguemes?

A título personal, nunca acepté ese cambio. Las cosas son como son, por muchas señales que pongan sólo son palos y pintura en el suelo. Nuestras madres nos lo han dicho siempre “y si todos los demás se tiran por una ventana ¿tú también te tirarías?”. Pues no ¿verdad? pues eso es lo que hago, hacer caso a mi madre. Cada vez que tengo que circular por la plaza, lo sigo haciendo siguiendo su sentido natural, aunque me esté dejando las ruedas cada vez que me subo a los picos de acera que han cambiado. Y noto, cada vez que lo hago, como Ella, desde el centro subida en su fuente, me mira y me sonríe. Y los demás coches aplauden mi valentía, se apartan para dejarme pasar y tocan sus bocinas para jalearme.

Lo único que me apena es que tras cinco años parece que soy el único que lo sigue haciendo ¿en serio los demás os conformais? desde aquí os invito a hacerlo también. Puede ser un pequeño rascón para el coche, pero un gran paso para la castellonería.

Hacedlo por vuestras madres ¿o vosotros también os tirariáis?

Álvaro Giner

Anuncios

Una respuesta a “anécdota VIII – ¡Y tanto que Maria Agustina no rode aixina! ¡collons!

  1. Álvaro, ¡cuánta razón tienes! Acabo de descubrir tu blog y tu razonamiento me ha parecido lo más. Sí, quieren alienarnos, quieren que Castellon se convierta en una ‘capital de provincias’ de las de ‘Sombrero de tres picos’, esas con viajantes ahora metidos en el ‘armanioso’ mundo de la cerámica y señoras que van a la peluqueria los sábados y toman su chocolate con las amigas en Rey Don Jaime, a la vista de todos… ¡¡¡¡No!!!!!!! Y encima, nadie hace nada para que uno, cuando vengan sus amigos de fuera y se topen con Maria Agustina, les puedas explicar la anécdota de que “Rode al revés”. Mi apoyo más anónimo y unánime. Ante todo, personalidad y particularidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s